El ayuntamiento de Zaragoza se pasará al Linux el próximo año

Los funcionarios sustituirán Windows por este programa gratuito por su fiabilidad y ahorro.

El Ayuntamiento de Zaragoza comenzará a partir del próximo año la implantación del sistema operativo Linux en todos sus servicios para reducir costes y mejorar sus prestaciones, según explicó ayer el concejal de Ciencia y Tecnología, Ricardo Cavero. La conversión del software comenzará con los programas de ofimática, que son los más utilizados y los que más repercusión tienen tanto entre los trabajadores como en las arcas municipales. 

"El precio de una licencia del paquete Office de Microsoft para Windows –que incluye el procesador Word, la hoja de cálculo Excell o la base de datos Access, entre otros programas– puede oscilar entre 400 y 900 euros", explicó un técnico. Aunque el coste para los servicios municipales se reduce gracias a las licencias globales, ésta sigue siendo muy elevada, según señaló Cavero. Aún así, el edil prefirió no precisar el ahorro que supondrá la medida hasta la presentación oficial que se realizará en los próximos días. El concejal de Ciencia y Tecnología añadió que la fiabilidad y la seguridad de los programas que operan en el entorno Linux es otra de las razones de este cambio, que ya han realizado otras administraciones como la Junta de Extremadura. "Apenas tiene virus y no se cuelga" como el Windows, explicó.

Además, el edil insistió en que las aplicaciones y el funcionamiento son muy similares, por lo que lanzó un mensaje de tranquilidad al personal laboral y, explicó, que en una primera fase se mantendrían los dos sistemas operativos de forma simultanea para facilitar la adaptación de los trabajadores mientras se les forma sobre su funcionamiento.

Al menos, el paso más complicado, que es la instalación, no tendrán que aprenderlo, por lo que se evitarán las explicaciones que tuvieron que atender ayer algunos de los usuarios que, a modo particular, se han decantado también por el cambio. En este caso la principal ventaja para ellos es que no tienen que piratearlos como se suele hacer con los programas de pago.

Ángel y Quique, monitor y técnico, del taller municipal Install Party resaltaron las virtudes de este software y enseñaron a sus nuevos adeptos cómo instalarlo en solitario o a combinarlo con el Windows mediante particiones del disco duro. Para que también aprendan a utilizarlo, el consistorio ofrece una serie de cursos de distintos niveles a los que se pueden apuntar todos los interesados en el correo eléctronico cursos@zaragozawireless.org.

Sacado de El Períodico de Aragón

Artículo de Rubén Cristobal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *