Apuesta femenina por el metal

Nueve
mujeres participan en un curso de soldadura promovido por la Diputación
y Sartu con el objetivo de encontrar una salida laboral estable.
Enfundadas en un mono azul, con la careta protectora puesta y el pelo
recogido, se enfrentan desde hace unas semanas al noble oficio de
trabajar el metal. Y lo hacen convencidas de que tras 270 horas de
teoría y práctica, su vida laboral puede dar el giro, el cambio que
desean con ahínco. Las nueve mujeres, que aseguran formar ‘un equipo de
Champions’, son alumnas del curso de soldadura promovido por Sartu
-servicio de intermediación laboral- y subvencionado por la Diputación
alavesa, y en el que participan también cuatro hombres.

Sigue leyendo