¿Qué tecnología estudian tus hijos en el colegio?

Interesante reflexión de Enrique Dans en su blog sobre la necesidad de utilizar software libre en las escuelas:

La autoridad educativa gubernamental del Reino Unido, Becta, ha publicado un informe titulado Microsoft Vista and Office 2007,
en el que desaconseja de manera clara e inequívoca la adopción del
sistema operativo y la suite ofimática de Microsoft en las
instituciones educativas británicas (Information Week, Barrapunto), por suponer un coste elevado e injustificado a cambio de unos beneficios muy dudosos, discutibles y poco claros.

El tema me trae a la cabeza algo para mí mucho más relevante que un
simple “quítame allá esas licencias (algo que aunque para Microsoft
puedan llegar a suponer unas pérdidas de millones de dólares en el
sector público británico, no deja de ser un problema exclusivamente de
la compañía y no nuestro). El problema va mucho más allá, y es ni más
ni menos que el ver qué estudian tus hijos, sobrinos o primos en esa
asignatura de su colegio denominada “Informática” o “Tecnología”. El
resultado que te encontrarás, a poco que solicites el temario, resulta
completamente desolador: en un número preocupantemente elevado de
casos, la supuesta asignatura de “Informática” consiste en su gran
mayoría ni más ni menos que en cursos para enseñar a los niños a
manejar el Office de Microsoft, el Word, el Excel y el PowerPoint,
impartidos además por un profesorado habitualmente carente de la
cualificación necesaria para impartir la asignatura, y que en gran
medida por ello prefieren apoyarse en esos “cursillos pre-empaquetados”
que les resultan sumamente sencillos de enseñar con una formación
mínima. ¿Qué ocurriría si la asignatura de Matemáticas fuese impartida
por alguien que ha recibido “un cursillo de matemáticas mediante el uso
de la calculadora Casio”, y en lugar de intentar enseñar a los niños
los fundamentos y principios de la asignatura, les enseñase únicamente
a teclear operaciones de una forma determinada, que puede cambiar en al
siguiente version?

Sigue leyendo

El futuro negocio de la web 2.0

Cinco Días publica un artículo sobre los nuevos negocios 2.0 que, desde la perspectiva
española, pueden convertirse en el Google o Youtube del futuro. A través de entrevistas a cinco "expertos" (Juan Freire, Alfons Cornellá, Enrique Dans…)  se van analizando donde pueden estar los nuevos negocios de la web 2.0 (servicios com festuc para compartir tus noches de fiesta;. Linden lab creadores de Second Life, Sclipo para compartir vídeos cotidianos, Tractis para hacer, firmar y negociar contratos, o por supuesto MobuzzTV). Quieren dar pistas de por donde puede ir el negocio… ya hay alguna empresa que vive de ello: Hipertextual, Alianzo y Weblogs SL son algunos ejemplos.

Artículo de Enrique Dans sobre linux en Japón

  

El gobierno japonés anuncia la adopción de Linux con el fin específico de reducir la dependencia de un solo proveedor, y convierte Linux y el open source
en una prioridad
de cara a todas sus adquisiciones de tecnología. La
decisión, que se encuadra en un programa de inversiones de más de diez
mil millones de dólares en sistemas de información durante el año
fiscal de 2007 que comenzará en Julio, ha provocado que empresas como
Dell, Hewlett Packard, Hitachi, IBM, NEC y Oracle se agrupen en un consorcio
para desarrollar y vender ordenadores y servidores basados en Linux
para el mercado japonés. La distribución escogida permanece aún por
determinar.

La cuestión me resulta interesante por lo que parece tener de
tendencia: no sólo veo este tipo de noticias cada vez en más países,
sino que me voy encontrando también algunas grandes compañías con las
que trabajo que realizan apuestas claras, inequívocas y contundentes
por el desarrollo de aplicaciones mediante software de código abierto.
Mientras, en mi tierra, Galicia, una
Xunta “que no se sabe si sube o si baja” negocia con Microsoft para
introducir más productos de la empresa en las aulas de enseñanza
,
bajo la falaz premisa de Rosa García, Presidenta de Microsoft, que se
atreve a afirmar nada menos que “el uso de software libre en las aulas
limita las posibilidades de los alumnos de tener éxito en el mundo
laboral”. Una premisa total y absolutamente falsa, algo de lo que puedo
dar fe desde mi posición de profesor en una escuela de negocios en
permanente contacto con el mercado laboral. Primero, porque no se trata
de compartimentos estancos: mientras el usuario medio de Microsoft
suele ser una persona cautiva de dichos sistemas, que intentan encerrar
al mismo en incompatibilidades destinadas a construir barreras, el
usuario de software libre no suele tener ningún problema para utilizar
programas de Microsoft. Segundo, porque un número creciente de empresas
se interesan por el software libre, de manera que el tener
conocimientos del mismo se empieza a convertir precisamente en lo
contrario de lo que menciona Rosa García: en un atractivo más del
candidato, en un incentivo diferencial de cara a la contratación.

Puedes leer el artículo original en el blog de Enrique Dans