Greenpeace denuncia que en España se fabrican bombas de racimo

  

Imagen tomada de la web de Greenpeace (exposición "La vida bajo bombas"

España es uno de los países que posee y produce
bombas de racimo. Varias empresas de nuestro país las fabrican, aunque
la falta de transparencia en el comercio español de armamento hace
imposible saber a dónde las venden. Además, el ejército español, según
reconoció el ministerio de Defensa, tiene un arsenal limitado de este
tipo de armas.

Actualmente está en marcha un proceso, liderado
por el gobierno noruego, que tiene como objetivo de lograr un Tratado
internacional de prohibición de las bombas de racimo. Hasta el momento
se han celebrado dos reuniones, en Oslo y Lima, y 68 gobiernos han
firmado la declaración final, en la que se comprometen a lograr este
Tratado en el año 2008.

"Es necesaria una legislación que evite
que estas armas sigan causando víctimas inocentes. El Gobierno español
tiene ahora la oportunidad de demostrar su compromiso con la paz,
prohibiendo la fabricación, venta, almacenamiento y uso de bombas de
racimo en territorio español, y apoyando de forma clara el proceso
impulsado por Noruega para lograr su prohibición internacional. No
quedarse sólo en buenas intenciones, sino en hechos", declaró Juan
López de Uralde, director ejecutivo de Greenpeace España. 

Sigue leyendo