Maleta con carrito y escritorio.

Las esperas en el aeropuerto o en la estación
siempre son muy pesadas y larguísimas. Y si quieres aprovechar para
adelantar trabajo o simplemente jugar al solitario con tu portátil, es
además incómodo.

Por eso se ha creado este carrito para
maletas que, además, se convierte con un gesto en una mesa para sujetar
nuestro portátil. Bueno… y para escribir nuestro diario, para jugar a
las cartas, para sostenernos el sandwich (si es que la máquina
expendedora se ha dignado a dárnoslo…)

Un invento práctico que, por 120 Euros,
nos ayudará a aprovechar mejor el tiempo. Eso sí, sólo le veo una pega:
esto terminará con la costumbre de conversar con otros viajeros de cara
a un ligue. A menos, claro que presumáis de aparato… ¡Y me refiero al
que os estoy enseñando!

 

Visto en no puedo creer