Linux para seres humanos.

Con la versión 7.10 de su sistema operativo libre aparecida en octubre, Ubuntu Linux hace bueno su lema

La familia de sistemas operativos construidos en torno al núcleo
Linux tiene una doble fama positiva y negativa. Por un lado, se los
considera sistemas robustos, fiables y libres de virus. Al ser software
libre (susceptible de copia, modificación y distribución, incluso para
uso comercial), administraciones públicas y empresas se aprestan a
desplegarlo. Como ejemplos, Extremadura, Brasil, IBM, Google y Amazon
son usuarios extensivos de Linux.

El otro lado de la moneda
está en la diversidad de distribuciones; no hay un sólo Linux, sino
muchos, y el público tiene de ellos la imagen de ser sistemas complejos
y "sólo para expertos". La propuesta de Ubuntu es aprovechar estas
ventajas, tanto percibidas como reales, e intentar arreglar los
inconvenientes.

Ubuntu
es un sistema operativo basado en Debian (notorio por su
perfeccionismo), pero con un ritmo de actualización más frecuente.
Ubuntu publica una edición nueva cada seis meses, en abril y en octubre
de cada año, y su público objetivo es el usuario común.

El
objetivo de Ubuntu es la facilidad, tanto de instalación como de uso.
Del catálogo de más de 20.000 programas de Debian, Ubuntu ofrece una
selección básica pensando en la simplicidad. De ahí su lema jocoso:
"Linux para seres humanos".

Sigue leyendo

Cuenta atras para la nueva versión de Ubuntu

Nuestra distro favorita, Ubuntu, tiene a punto de caramelo su nueva versión la 7.10, nombre en código Gutsy Gibbon. Con un ciclo de 6 meses entre versiones, este sistema operativo, libre, gratuito, facilísimo de instalar y aún más facil de gestionar y utilizar, se ha convertido en la punta de lanza de GNU/Linux en los entornos de escritorio.

La última versión, 7.04 Feisty Fawn, la tienes disponible en Saregune. Pásate con un CD virgen y te llevas gratis una copia de este sensacional sistema operativo.