Los fallos en software de código abierto se solucionan antes que en los de código propietario

Para quien no lo sepa: si te dan a elegir entre un desarrollo de
código propietario y otro de código abierto, elige el segundo, porque
tardarás menos, incluso días menos, en hacer bien tu trabajo.

Según una encuesta encargada por BMC y llevada a cabo por Forrester,
el tiempo medio para resolver el problema en una aplicación es de 6,9
días para los desarrolladores empresariales y 6,7 días para los
vendedores de software. El diez por ciento de estos problemas necesitan
unos 10 días para ser resueltos, indica el estudio.

Por otro lado, Evans Data Corporation (EDC) acaba de publicar su
encuesta bianual realizada a varios cientos de desarrolladores de
código abierto y Linux (algunos directivos también, pero sobre todo
programadores). Las cifras aquí varían. El tiempo medio entre que se
descubre que existe un problema serio en el software y se resuelve es,
en el 36 por ciento de los casos, menor a las ocho horas. Sí, sí.
Horas. No días. No semanas.

¿Esto quiere decir que el software de código abierto es mejor?
Bueno, es mejor si consideramos que su transparencia y disponibilidad
permite que los fallos puedan detectarse más fácilmente y solucionarse
en consecuencia. En el proceso, además, no se necesita que sea una
persona particular la que lo encuentre y lo notifique, sino que es la
comunidad la que apunta las soluciones.

Además, la ventaja de que estos fallos se solucionen antes no
repercute sólo a los desarrolladores. Todos los usuarios se benefician
de la rapidez en la respuesta.

Copypasteada de The Inquirer, vista en Meneame