Interesante reflexión sobre la neutralidad y la independencia tecnológica

Buena reflexión de Fernando Acero, publicada en Kriptopolis, sobre la la neutralidad y la independencia tecnológica. El artículo se titula "Dos frases de peso":

La semana pasada encontré dos frases que me han hecho pensar y mucho. La primera, es de uno de mis físicos favoritos Richard Feynman,
premio Nobel de física en 1965 y autor de una serie de libros que me
hicieron amar la física en mis lejanos días de instituto, ni más ni
menos, que los tres volúmenes de "The Feynman’s lectures on physics".
Recuerdo esos tres libros de pastas rojas y edición bilingüe, que
encontré por casualidad en las estanterías de la biblioteca pública de
Ventas (Madrid) y que devoré con pasión y devoción, allá por el año
1975.

Feynman, gran divulgador y oveja negra del proyecto Manhattan,
nos dejó demasiado pronto víctima del cáncer, pero antes de morir en
1988 participó en la investigación de un suceso terrible, la explosión
de la lanzadera espacial Challenger ocurrida en 1986, producida quizás
por la autocomplacencia de los responsables de la Nasa. La frase en
cuestión, es la que cierra su clarividente informe sobre ese desastre
tecnológico que costó la vida a siete personas y es la siguiente:

Para una tecnología exitosa, la realidad debe tener
preferencia sobre las relaciones públicas, pues la naturaleza no puede
ser engañada.

Creo que es una frase muy relacionada con lo que mi amigo "Jonsito"
llama "molaware" y que se debería tener muy presente a la hora de
adoptar una tecnología. Sobre todo, en aquellas ocasiones en las que en
lugar de adoptar la mejor posible de las tecnologías, por prisa o
comodidad de los responsables de hacerlo, simplemente se opta la mejor
tecnología entre las dudosas que nos ofrecen buhoneros y charlatanes,
que evidentemente no nos ofrecen las mismas garantías de éxito.

Hay otra frase que viene a decir lo mismo, pero de otra manera:

La realidad es tan tozuda, que al final, nos acaba poniendo a todos en nuestro sitio.

Después de meditar sobre ella, creo que esta frase de Feynman la
deberían tener muy en cuenta los responsables de elegir y adoptar
tecnologías. Da lo mismo que su ámbito sea la Administración o las
empresas, todos deberían recordar que "la naturaleza no puede ser engañada".

Sigue leyendo