Sobre la brecha digital

La fundación telefónica ha presentado un libro con lo que consideran
las claves de la alfabetización digital. Los autores de este estudio
coinciden en la importancia de que la
alfabetización digital sea un eje fundamental de la educación para que
ésta se abra a la investigación, la diversidad y la creatividad y deje
de ser una mera transmisora pasiva de conocimiento. En el mismo se
plantean algunas claves para combatir la "brecha digital": escuelas
virtuales en red, capaces de proporcionar herramientas avanzadas y
áreas virtuales de trabajo e intercambio de conocimientos; la creación
de una red de telecentros o centros de conocimiento donde se impartan
las enseñanzas, coordinados por ONG y otras asociaciones sin ánimo de
lucro; la necesidad de dotar de herramientas informáticas,
especialmente de software, de forma gratuita a las comunidades
educativas, de personas con discapacidad, grupos de mayores,
inmigrantes trabajadores, amas de casa, etc.

La noticia la tenéis aquí.

Pillé un libro el otro día "Por otra comunicación", y en el artículo
de Castells hubo un párrafo que me hizo darle vueltas a este mismo tema:
"Por lo tanto, la conectividad como elemento de divisoria social está
disminuyendo rapidísimamente. Pero lo que sí se observa en aquellas
personas, sobre todo estudiantes, niños, que están conectadas, es que
aparece un segundo elemento de división social mucho más importante que
la conectividad técnica, y es la capacidad educativa y cultural para
utilizar Internet. Una vez que toda la información está en la red, una
vez que el conocimiento está en la red, el conocimiento codificado,
pero no el conocimiento que se necesita para lo que se quiere hacer, de
lo que se trata es de saber dónde está la información, cómo buscarla,
como procesarla, cómo transformarla en conocimiento específico para lo
que se quiere hacer. Esa capacidad de aprender a aprender, esa
capacidad de saber qué hacer con lo que se aprende, esa capacidad es
socialmente desigual y está ligada al origen social, al origen
familiar, al nivel cultural, al nivel de educación. Es ahí donde está,
empíricamente hablando, la divisoria digital en estos momentos."

En
esta sociedad de la abundancia todo se arregla con cantidad, la calidad
anda perdida en algún lugar y encontrarla debe ser responsabilidad del
tercer sector.