Un Corán en euskera para seguir el Ramadán

 

    Extracto de noticia publicada en Diario-Noticias de Alava

    Alrededor de 20.000 musulmanes residentes en el País Vasco han
comenzado el Ramadán, un mes de ayuno diurno en el que esta creciente
comunidad celebrará la revelación al profeta Mahoma de los versos del
Corán, un libro sagrado que ya cuenta con su versión en euskera, un
paso más hacia la integración

    Desde las 6.15 hasta las 20.15 horas, desde el alba hasta el ocaso, se
impuso el primer ayuno del mes. Durante los próximos 29 ó 30 días (todo
depende de la luna) se abstendrán de comer, beber, fumar y mantener
relaciones sexuales durante las horas de sol. Pero no sólo eso. No
mentir, no calumniar, no hablar mal de alguien a sus espaldas, no dar
falso testimonio y no codiciar ni ambicionar, obligaciones de todo
musulmán en cualquier época del año, estarán más presentes que nunca.

    Y como, además, Ramadán es tiempo de oración, las cerca de veinte
mezquitas en activo en la comunidad autónoma viven en esta época su
momento de mayor auge con una importante novedad. "Este año, por
primera vez, vamos a organizar charlas y conferencias en euskera.
Durante el Ramadán, estarán dirigidas especialmente a la comunidad y,
posteriormente, se abrirán también a quienes no sean musulmanes". Lo
explica Abu Faruk Ahmed El Hanafy, emir de la mezquita Assalam de
Bilbao y presidente de la Unión de Comunidades Islámicas del País
Vasco, quien asegura que, "aunque es cierto que todavía la mayoría de
los integrantes de la comunidad somos inmigrantes, nuestros hijos son
vascos y hablan euskera, al igual que muchos nuevos musulmanes nacidos
aquí".

    Para difundir la importancia del Ramadán, "mes de
purificación, de agradecimiento, de celebración espiritual y también
social", se valdrán este año por primera vez de una valiosa
herramienta, porque el libro sagrado del islam cuenta ya con su versión
en euskera. "A iniciativa del Departamento de Teología de la
Universidad de Deusto se ha publicado una explicación en vasco del
Corán en la que pudimos colaborar desde la asociación. Hay que dejar
claro que no es una traducción, ya que la palabra sagrada tiene que ser
escrita en árabe, pero es un elemento fundamental para la integración",
matiza el emir.

Sigue leyendo